La higiene postural tiene importantes repercusiones sobre nuestra salud y el desencadenamiento de lesiones, ya que algunas de las molestias son consecuencia de hábitos posturales inadecuados. Según estudios recientes, la lumbalgia y los dolores de espalda se han convertido en el segundo motivo de baja laboral en España. Por ello, es vital que tomemos consciencia de la importancia de la higiene postural.

 

La columna vertebral es el centro y el sostén de nuestro cuerpo, por lo tanto,  ¿no es fundamental cuidarla?.  La adquisición de malos hábitos posturales como estar mucho tiempo sentados o en la misma posición, sedentarismo, exceso de peso, posturas forzadas, movimientos repetitivos, pueden desencadenar, principalmente, dolores de espalda y afectar seriamente a la salud, bienestar y eficiencia.

La falta de energía y la pérdida gradual de coordinación son dos de los muchos síntomas que se presentan cuando tu cuerpo no funciona eficientemente.

En casa, en el trabajo o en cualquier actividad, hay que aprender a realizar los esfuerzos de la forma que menos carga implique para nuestra columna y nuestros músculos y articulaciones.

A continuación, te hacemos algunas recomendaciones para que las pongas en práctica en tu día a día:

  • No permanezcas mucho tiempo en la misma posición o mantengas largos períodos de descanso. Es necesario que alternes actividades que requieran estar de pie con otras que impliquen estar sentado o en movimiento
  • Entre las diferentes actividades, intercala periodos breves de descanso
  • Practica alguna actividad física o realiza ejercicios regulares. Es beneficioso para el cuerpo y la mente, además de ayudar a fortalecer nuestros músculos, nos ayuda a generar endorfinas las cuales producen bienestar
  • Antes de hacer ejercicio o practicar algún deporte, calienta tus músculos y evitarás lesiones
  • Si eres de las personas que pasan muchas horas frente al ordenador ten en cuenta que la postura de la cabeza adelantada es un hábito muy frecuente, y un origen de dolor que debes corregir para aliviar dolores cervicales. La puedes evitar mediante ejercicio y toma de conciencia de la postura
  • Debes mantener la espalda recta con los hombros hacia atrás. La postura con hombros caídos se suele ver con cierta frecuencia, y puede provocar molestias en la musculatura pectoral y en la espalda
  • Evita mantener por mucho tiempo la columna en posiciones que no sean naturales, ya que la estarás forzando y sentirás cansancio o dolor
  • Aprende bien la técnica para ejecutar sentadillas, es un ejercicio muy útil y aplicable en muchas actividades cotidianas relacionadas con elevar y transportar peso. Espalda recta, levanta el peso con los músculos de tus cuádriceps y tus brazos, nunca apoyes el peso en tu espalda.

Cuidar de tu higiene postural hará que tu sistema muscular y óseo se encuentre en equilibrio, mejorando la circulación, el sistema linfático y energético. Asimismo, obtendrás múltiples beneficios para tu salud en general; disminución de dolores crónicos, mayor agilidad y flexibilidad, músculos más fuertes y resistentes, entre otros.

El cuidado de tu postura te ayudara a tener una mejor calidad de vida y tu cuerpo te lo agradecerá.


PopUp Newsletter

 

Únete a nuestra Newsletter quincenal y te regalamos una meditación guiada por Úrsula Calvo de 20 minutos.