Mis conversaciones conmigo 10: Sonría, por favor



Hace unos días llegó a mis manos una noticia sobre un slogan con mucho éxito, hace casi medio siglo, que sigue vigente hoy en día "Sonría, por favor" ¿Te acuerdas?

Y es que no somos conscientes de los grandes efectos que puede causar en nosotros y en los demás el sonreír.

Una sonrisa producirá una gran cantidad de seratonina y endorfinas en nuestro cuerpo, que son las sustancias naturales que proporcionan felicidad y que podemos segregarlas nosotros mismos acostumbrándonos a dibujar esa sonrisa en nuestra cara desde el comienzo del día.

Es curioso que se necesiten 62 músculos para enfadarse y 26 para sonreír. ¡Es más fácil sonreír que enfadarse!.

La sonrisa te beneficia a ti pues empiezas a sentirte mejor, aunque sea forzada, ya que generamos una estimulación en el cerebro... ¡cómo si comiésemos dos mil tabletas de chocolate! Y además, cuando sonríes, envías la señal a los demás de ser una persona cercana que transmite confianza y suelen devolverte la sonrisa, pues gracias a nuestras neuronas espejo, es contagiosa . Incluso existen estudios científicos concluyendo que las personas sonrientes viven más tiempo que los que no lo hacen habitualmente.

Y tú... ¿Te animas a desempolvar tú sonrisa o eres de los que la regalan?

 

Por Paloma García Riera y Mijares

 Paloma García Riera

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
+34 639 677 964

Paloma García Riera y Mijares. Pedagoga. Coach de equipos y liderazgo sistémico. Mediadora en Comunicación No Violenta. Dilatada experiencia en Formación y Docencia. Coautora de la herramienta "El Árbol Mágico" o cómo alcanzar objetivos con la ayuda de tu Niño Interior. Apasionada de la capacidad de felicidad del ser humano y del potencial de las personas.

 

Pin It