Mis conversaciones con Rita. Tener razón o estar en paz

El otro día una amiga mía estaba muy disgustada. Su pareja se pasaba todo el día quejándose, con un humor de perros, porque todo le estaba saliendo mal y auguraba el error en cualquier cosa que le ocurriese. Ella tampoco estaba pasando por un buen momento pues se encontraba en una época de mucho trabajo y necesitaba sentirse tranquila en los momentos de descanso.

Leer más...

Mis conversaciones con el agua. LLuvia

Sentada en mi lugar preferido observo la lluvia incesante en un día triste de agosto.

Rayos sobre el mar. Truenos lejanos. Sonidos del agua en el techo de cristal recordándome que es fuente de vida.

Leer más...

Mis conversaciones con Caldones. Despedida

En la soledad de la madrugada del último día. En el silencio de la noche. En la penumbra, con las luces al fondo como un paisaje navideño. Mientras miro la noche y escucho el silencio pasan por mi mente una diversidad de recuerdos que se agolpan esperando ser atendidos.

Leer más...

Mis conversaciones con Rita. Consejos vendo y para mi no tengo

Hoy me encontré con una amiga que venía muy agobiada y con la cara desencajada. Al preguntarle el motivo me comentó que había empezado un empleo en la empresa de un amigo. En el trabajo estaban surgiendo problemas y temía que la amistad, de más de treinta años, se enturbiase o, peor aún, se deshiciese por esta causa.

Leer más...

Mis conversaciones conmigo 15. Por la puerta de atrás

Te has ido por la puerta de atrás, sin despedirte, sin avisar. Te has ido y me has dejado con mucho tiempo para mí, para entrar dentro de un mundo que tenía abandonado.

Leer más...

Mis conversaciones con los niños de la playa. Más allá de las palabras

Esta mañana estuve en la playa. En la arena, delante de mí, estaban jugando dos chavales que no llegarían a los cinco años. Uno era español y el otro turista, por lo que los idiomas eran diferentes. Curiosamente a ellos no parecía importarles. Durante el tiempo que estuve observándoles jugaron a mil cosas, se rieron, se bañaron en los charcos previos al mar... en ningún momento fue un handicap el no hablar el mismo idioma... ¡porque hablaban el mismo lenguaje!

Leer más...

Mis conversaciones con mi YO. Y pasan los días

Y van pasando los días viviendo gran cantidad de situaciones. Y, en el fondo, yo sigo siendo Yo. En ocasiones más triste, más alegre, más nerviosa, más tranquila, más voluble, más segura... En esencia... Yo. El cambio interno es muy sutil, mínimo, aunque en la superficie parezca lo contrario.

Leer más...

Mis conversaciones con Tere. Todos podemos ser alquimistas

Ayer me comentaba una amiga que había tenido una discusión tremenda con su marido, ya no podía más y estaba pensando en separarse. Sentí mucho por lo que estaba pasando. Después de escuchar atentamente su desahogo, le empecé a preguntar por los momentos buenos de su relación que, hasta hacía poco, le habían servido.

Leer más...

Mis conversaciones conmigo 14. Y...¡Se acabo!

Y un día te das cuenta de que ya no está en tu vida... Que se ha ido despacio, de puntillas, sin avisar... Casi sin notarlo.

Y apenas está presente en tu día a día. Sólo a ratos. Cuando suena una música, si aparece en una foto perdida en la galería del móvil, encontrando un recuerdo perdido en un cajón mientras buscas otra cosa, al esperar un mensaje que no llega...

Leer más...

Mis conversaciones con Selma. Vivir las emociones

Hace unos días me encontré con una vecina y su hijo, un precioso niño de cinco años que estaba protagonizando una gran pataleta para el enorme disgusto de su madre. Ésta, después de muchos intentos para consolarle, preguntándole al niño por qué estaba enfadado en plena rabieta, no sabía qué hacer y se percibía una gran tensión entre ellos. Me comentaba que no sabía cómo lograr que su hijo fuera "normal", que no tuviera berrinches y que fuera obediente como el resto de los niños de su edad.

Leer más...

Mis conversaciones con Adelina. La juventud, cuestión de actitud

Hace poco estuve en un viaje en el que la mayoría de las personas ya estaban jubiladas. Una señora con la que mantuve un afectuoso contacto durante esos días me decía... "Ya somos viejos... ¡Ya verás cuando llegues a mi edad!" A lo que yo le respondí que no contase con ello.

Leer más...

Mis conversaciones con CNV. Transformar la mierda en abono

Este año estuve afianzando mis aprendizajes en "Mediación y Comunicación No Violenta" y una de las cosas que más se grabó en mi mente fue esta frase dicha con mucho humor por mi querida maestra: "Transformar la mierda en abono"

Leer más...

Mis conversaciones con Irma. Y lo mio...¿"Pa" cuándo?

Hace unos días me comentaba una gran amiga su situación actual. Estaba pasando por un momento complejo a nivel familiar. Su hija tenía un problema leve de salud que requería una intervención quirúrgica, a su marido le prejubilaban y no sabía si iban a poder seguir con el mismo ritmo de vida, veía poco a su nieto ya que se había distanciado de su nuera por una discusión mantenida con ella meses atrás...

Leer más...

Mis conversaciones conmigo 13. El lujo

Acabo de volver de un viaje estupendo por el Adriático. Hemos pasado unos días deliciosos... Nos hemos reído, hemos visto mucha belleza tanto de paisajes como de monumentos. La mano de Dios y la mano del hombre. Numerosos momentos en los que nos hemos sentido afortunados por poder tener tanto "lujo". Aunque, el lujo, no solo consiste en poder acceder a esta oportunidad gracias a los recursos económicos disponibles, que también, sino que, para mí, el lujo reside en compartir experiencias, descubrir amaneceres, disfrutar de puestas de sol junto al mar, momentos de risas hasta casi desfallecer...

Leer más...

Mis conversaciones con el Adriático

Hace poco estuve de vacaciones en Croacia en un tour organizado . El último día decidimos no ir a la excursión presentada y pasar un día tranquilo en la playa, después de una semana ajetreada con visitas a diversos puntos de interés de un país precioso. Mientras me bañaba en el Adriático con una entrañable amiga empecé a pensar en la vida, en que estamos tan ocupados en intentar ser algo, que pocas veces disfrutamos de lo que realmente somos.

Leer más...

Mis conversaciones con Julieta. Ser buena persona no pasa de moda

Ayer me encontré con Julieta, una entrañable amiga con la que hacía tiempo que no coincidía.

Después de comentarnos brevemente nuestra vida, quedamos para vernos la siguiente semana.

Leer más...

Mis conversaciones en el restaurante. Estar sin estar

Hoy estuve comiendo en un restaurante de la costa como despedida de unas estupendas vacaciones.

Leer más...

Mis conversaciones conmigo 12. Formas de aprender y enseñar

Cualquier persona es un ser brillante... Cualquiera que conozcas, con cualquiera que te cruces... Hasta hace poco para demostrar que una persona era sobresaliente era necesario realizar unas pruebas específicas de inteligencia... ¿Cómo es posible que se etiquete hoy día por los resultados de un test de capacidades, cuando está demostrado que la inteligencia no es algo fijo, sino que puede variar en función de su curiosidad, su capacidad de asociación y de muchas cosas más?. Por eso decir que se es o no inteligente es complejo.

Leer más...

Mis conversaciones conmigo 11. Perderme sin rumbo

Justo antes de Semana Santa tuve una temporada de mucho trabajo. Esto se me había juntado con otros temas familiares y formación. ¡Estaba hasta arriba!. Además, en esas vacaciones, no podía salir de Madrid ya que tenía temas pendientes de resolver en los días centrales.

Leer más...

Mis conversaciones conmigo 10: Sonría, por favor

Hace unos días llegó a mis manos una noticia sobre un slogan con mucho éxito, hace casi medio siglo, que sigue vigente hoy en día "Sonría, por favor" ¿Te acuerdas?

Leer más...

Mis conversaciones con Carlota. Seguir caminando

Hace unos días me encontré con una compañera de trabajo y me comentó que estaba fatal por un problema acuciante con su marido. Me decía que no podía dejar de pensar en ello y que no lograba encontrar ninguna solución que les fuese bien a ambos. Además lo agravaba la angustia que sentía cada vez que reflexionaba sobre esa situación.

Leer más...

Mis conversaciones con Daniel. El efecto dominó

Hace unos días me encontré con un amigo. Hacía tiempo que no le veía. Al preguntarle cómo le iba todo me empezó a detallar que esa mañana se había levantado "torcido", de mal humor sin saber por qué y, desde entonces, todo le había ido mal. Había discutido con su mujer y había llegado tarde al trabajo. Allí le había tocado un "marrón" por el que iba a tener más trabajo toda esa semana y, aunque le gustaba el tema, le fastidiaba tener que salir más tarde y no poder ir a su partido de tenis o a natación...

Leer más...

Mis conversaciones con Anabel. No vemos las cosas como son sino como somos

El otro día fui testigo de cómo una pareja de grandes amigos míos discutían entre ellos sobre la posible venta de una de sus propiedades.

Él quería vender la casa pues le llevaba mucho tiempo y trabajo cuidarla y mantenerla, la edad no le ayudaba y estaba empezando a odiar ir a ese paradisiaco lugar. Ella no quería venderla pues la consideraba su refugio, estaba sentimentalmente unida a ella porque allí habían crecido sus hijos y era un lugar que le alejaba del estrés y le acercaba a su corazón.

Leer más...

Mis conversaciones con el Atlántico. Saltar las olas

Esta Semana Santa he estado en Portugal. Hay unas playas inmensas y solitarias bañadas por ese océano tan poderoso que impone con solo mirarlo. Impone y también reconforta. Él se explica con toda su fuerza y bravura, con esas olas gigantescas que rugen cuando rompen y que, después de la explosión, todo queda en una preciosa espuma blanca que acaricia la arena una y otra vez.

Leer más...