Mis conversaciones con mi familia. La última pieza del puzzle

El fin de semana pasado salí a tomar el aperitivo con mi familia. Sentados en una terraza frente al lago de la Casa de Campo surgió una conversación interesante a raíz de un tema de trabajo. Unos clientes exigían que las cosas estuvieran hechas, simplemente, por haber hablado sobre ellas un par de días antes.

Leer más...

Mis conversaciones con un maestro. Las niñas buenas

El otro día, comentando con un amigo y maestro sobre situaciones que nos estaban ocurriendo a ambos, surgió el recuerdo de cómo mi madre afirmaba que yo había sido, siempre, una niña muy buena, ya desde la cuna... Y yo ¡Intenté toda mi vida ser fiel a esa imagen que cumplía las expectativas de una de las personas más importantes de mi vida!

Leer más...

Mis conversaciones con mis sensaciones. Decisiones al “tun tun”

Ayer, mientras daba una vuelta por el centro de Madrid, me di cuenta de que, en numerosas ocasiones, me siento aprisionada por mis propios pensamientos, mis propias dudas, mis propias elecciones y decisiones tomadas al “tun tun”. Y cuándo es así, soy consciente de una imperceptible sensación de malestar con la que convivo sin reparar en ella.

Leer más...

Mis conversaciones con los grafittis. Mi libertad termina donde comienza la tuya

Hoy por la mañana, cuando iba al trabajo, crucé por el puente que hay encima del túnel de la plaza de Manuel Becerra y vi a varios chicos, con botes de pintura custodiados por algunos agentes, tapando unos graffitis, que habrían hecho un tiempo atrás.

Leer más...

Mis conversaciones con Raquel. Cada persona es diferente

El otro día me llamó una madre de un alumno del colegio. Me pidió ayuda para su hijo pues, al parecer, había tratado a otro chaval, hijo de una amiga suya, con muy buenos resultados y quería que utilizase “el mismo tratamiento” para su vástago.

Leer más...

Mis conversaciones con el reloj de la Puerta del Sol. Deseos

Una vez más las campanadas estarán a punto de comenzar. Una vez más todo el año ha pasado por delante de mí... los momentos buenos y los que, a pesar de haber sido más desagradables, han llegado a para mostrarme su aprendizaje.

Leer más...

Mis conversaciones con la Navidad. Momentos llenos de magia

Una vez más estamos, de nuevo, en Navidad. Ya huelen las calles a galletas y a roscones. Ya están las luces encendidas en la noche deseándonos paz, amor y bienestar.

Leer más...

Mis conversaciones con Juan. Opiniones

Hace unos días me llamó por teléfono un amigo mío que vive en otra provincia. Nos pusimos a comentar, como siempre, sobre lo divino y lo humano que ocurría en nuestras vidas y, en ambas situaciones, mi amigo se molestó porque llegó un momento en que, amablemente, le corté al ver cómo se estaba sulfurando.

Leer más...

Mis conversaciones con los alumnos de 5º de primaria. La fuerza de las palabras

Hace años me comentaron los mensajes del agua en el experimento que realizó Masaru Emoto poniendo agua en dos recipientes en los que pegaba un papel con una frase de amor en uno de ellos y con una negativa en el otro. Al cabo de unas semanas el recipiente que tenía la palabra bonita o positiva cuando se analizaba el agua en un microscopio especial, tomaba formas maravillosas, mientras que el agua que tenía pegado una palabra malsonante tenía formas indescriptiblemente feas...

Leer más...

Mis conversaciones con Jaime. Tener valores o cosas de valor

La semana pasada estuve con un alumno, que está estudiando 2º de la ESO, y empezamos a hablar sobre el tema de los valores. Me empezó a decir que el “valoraba” mucho que sus padres le comprasen la ropa de marca que le gustaba, le dejasen salir con los amigos y le dieran una paga y, sobre todo, que le comprasen el último juego para la PlayStation. Al darme cuenta de la confusión de términos le dije riéndome: “Una cosa son los valores y otra las cosas a las que tú das valor. Tú estás poniendo valor a lo que tiene un precio, y los valores no se suelen traducir en dinero”

Leer más...

Mis conversaciones con Marian. Avatares de la vida.

Ayer estuve hablando con una de mis mejores amigas sobre lo curioso de la vida. Un día te levantas con unos planes, las cosas no salen como esperas porque, como decía una vecina de Gijón: “El día de hoy tiene muchas ideas”.

Leer más...

Mis conversaciones con Rafa. Víctima de tus propias expectativas

El otro día me encontré con un antiguo alumno en el autobús. Hacía más de diez años que no le veía. Comentando sobre su vida me dijo que ya había ha terminado su carrera y estaba trabajando en su profesión, en un puesto qué más o menos le gustaba, se había casado y tenía un bebé de cuatro meses.

Leer más...

Mis conversaciones conmigo 42. Apartando nubes

Llevaba unos cuantos días que parecía que todo estaba en mi contra. Unas cuantas jornadas que, según me levantaba por la mañana, lo primero que pensaba era ¿Qué me va a pasar hoy? Y, claro, con esas expectativas, la vida no hacía otra cosa que darme la razón, ayudándome a que se cumpliesen mis augurios.

Leer más...

Mis conversaciones Arancha. Consejo no pedido, consejo mal oído

El otro día me encontré con Arancha, una compañera que hacía mucho que no veía. Mientras nos tomábamos un café, nos pusimos al día. Me llamó la atención uno de sus comentarios en los que creía que sus amigos eran muy desagradecidos porque ella les decía, con toda la mejor intención, lo que opinaba de sus vidas y ellos llegaban incluso enfadarse con ella.

Leer más...

Mis conversaciones conmigo 41. No sufrir de compañía

El otro día estuve desayunando con unos íntimos amigos y él, que fue quien me ayudó en mi despertar, me hizo el comentario de qué, en ocasiones, es necesario "no sufrir de compañía".

Me gustó la frase y me hizo reflexionar.

Leer más...

Mis conversaciones con el coaching. Win to Win

Hace un tiempo mantuve una sesión de coaching sobre la mejor elección para seguir en armonía interna ante un problema. Reflexionando sobre esa situación, que ahora aparecía en mi vida de forma sorprendente similar, me di cuenta de que la conversación mantenida con mi coach me iba a ayudar a desentramar el percance por el que estaba pasando.

Leer más...

Mis conversaciones conmigo 40. Enmendar la plana

El otro día estaba nerviosa pensando en un acontecimiento familiar, dando vueltas a la situación, cavilando sobre los posibles resultados, imaginando si todo iba a ir bien o no… ¡Con todo tipo de expectativas y dudas! Y dilucidaba mis pensamientos mientras iba en coche hacia mi destino.

Leer más...

Mis conversaciones en la sala de espera. La importancia de escuchar

Hoy presencie una conversación entre dos personas, mientras esperaba en la consulta de un abogado.

Leer más...

Mis conversaciones con la meditación. Resolver el enigma.

Hoy escuché una meditación que me hizo replantearme varias cosas. En ella presentaban una serie de preguntas, referentes a una situación concreta, por la que estés pasando con falta de paz.

Leer más...

Mis conversaciones con mis amistades. Al final solo depende de uno estar bien

El otro día estuve en una cena con amigos del verano. En la sobremesa empezamos a hablar sobre situaciones cotidianas en las que no nos encontrábamos bien y que, en función de que lo solucionásemos de tal o cual manera, algunas veces nos hacía sentir mejor o peor, según la decisión tomada.

Leer más...

Mis conversaciones conmigo 39. Pérdidas y hallazgos

En la segunda parte de mis vacaciones de verano han surgido varias situaciones preocupantes para mí.

Una tuvo que ver con la salud y la incertidumbre de un posible problema.

Otra sobre el dolor de una persona muy querida al ver quebrantarse su relación sentimental.

Leer más...

Mis conversaciones con mi hija. 770 días

770 días planeando el evento más feliz de su vida.

Cuando iniciaron el proceso tenían una ilusión tremenda, estaban súper emocionados. Era julio de 2019. Empezaron con los preparativos de búsqueda para que la fecha elegida de junio fuera un día completamente inolvidable. En marzo llegó la pandemia y con ella la desilusión de tener que aplazar el evento.

Leer más...

Mis conversaciones con la familia. En racimos

El otro día, viendo una serie de televisión, escuché recitar a un gran actor: "Las uvas nacen en racimos porque son como una familia, crecen juntas, se necesitan y se ayudan a madurar. A veces una se pone pocha y las demás no dejan que se caiga… ¡Porque son una familia!"

Leer más...

Mis conversaciones conmigo 38. Presente 0 – Futuro 1

Estaba de vacaciones este verano, con mi marido, en el litoral de Cartagena. Él sabe que me gusta estar cerca del mar y estuvo descubriendo lugares hasta encontrar uno, paradisíaco y solitario, donde podríamos instalarnos por la noche y pasar el día siguiente en una playita preciosa de aguas transparentes.

Leer más...