Tipos de yoga y sus beneficios



Cuando hablamos de Yoga en Occidente, solemos referirnos a la parte física del Yoga (Posturas o “Asanas”). Sin embargo, el Yoga (Raja Yoga) es una ciencia completa de la mente, con base científica en la sabiduría milenaria y conocimientos de la cultura tradicional India. Dentro del Raja Yoga, encontramos el Hatha Yoga, de donde derivan la mayoría de los tipos de yoga más practicados en nuestra sociedad.

El Yoga es unión entre cuerpo, mente y espíritu, es discernir entre lo real de lo ilusorio, a través de 8 pasos o aspectos esenciales (también conocido como ramas del Yoga), identificados por el sabio hindú Pantajali:

• Yamas: control de los sentidos
• Niyamas: actitud personal
• Asana: posturas
• Pranayama: respiración
• Pratyahara: interiorización
• Dharana: dominio de la atención e intención
• Dhyana: desarrollo de la conciencia testigo
• Samadhi: superconsciencia o iluminación

Así, lo más practicado en nuestra sociedad occidental es la parte del Hatha Yoga: que trabaja fundamentalmente la parte física (las posturas o “Asanas”), aunque también se utilizan los Pranayamas o ejercicios de respiración.

Os explicamos a continuación algunos de los más frecuentes tipos de yoga y sus beneficios, para que puedas elegir el que mejor se adapte a tus necesidades y preferencias.

Por supuesto, todos los tipos de yoga aportan los beneficios generales asociados a la rama del Hatha Yoga, como la mejora de la condición física en general: resistencia, flexibilidad, fuerza muscular, ayuda a adelgazar. Además, influye positivamente en nuestro estado mental, ayudándonos a conectar con el momento presente y a alcanzar una mayor serenidad. Ofreciendo todos estos beneficios, cada uno de los tipos de yoga enfatiza en algunos más específicos.

Tipos de Yoga y beneficios que aporta:

1. Yoga Iyengar: Cultiva la inteligencia del cuerpo

Busca la concentración en cada asana, para lograr la plena consciencia, sincronizando cada detalle técnico de la postura con la respiración.

2. Sivananda Yoga: Mejora la relajación.

Consiste en una secuencia que comienza con la “Postura del Cadaver” (Savasana), unas prácticas de respiración, seguidas por el Saludo al Sol y 12 asanas básicas.

3. Ananda Yoga: Ayuda a recargar energía y reduce el estrés.

Busca el desarrollo de la conciencia interior y de la energía vital a través de una secuencia flexible compuesta por 39 asanas.

4. Bikram Yoga: Favorece la eliminación de toxinas.

Su característica principal es que ha de ser practicado en un ambiente muy específico: a 40ºC, 40% de humedad, durante 90 minutos. Sus sesiones constan de 26 asanas y dos ejercicios de respiración.

5. Vinyasa o Flow Yoga: Favorece la relajación y la meditación en movimiento.

Es una forma de yoga dinámico que se realiza a través de una secuencia de movimientos sincronizados con la respiración, que van encadenando cada postura de una forma totalmente fluida.

6. Ashtanga: Mejora la concentración.

Es una forma de Vinyasa Yoga, basada en una secuencia específica, que ha de realizarse siguiendo estrictamente su orden y estructura, realizando cada asana de manera continua, fluida y sincronizando cada movimiento con la respiración.

7. Power Yoga: Ayuda a tonificar el cuerpo.

Centrado únicamente en el desarrollo del cuerpo, se nutre de las asanas del Hatha Yoga para realizar un ejercicio 100% físico.

8. Yoga Nidra: Aporta un gran alivio del insomnio.

También conocido como Yoga del Sueño, utiliza asanas del Hatha Yoga, principalmente la Postura del Cadáver, combinada con técnicas de meditación, para inducir a un estado de relajación consciente.

9. Yoga Integral: Mejora general de la salud a nivel cuerpo, mente y espíritu.

Combina los principales aspectos del Hatha y del Raja Yoga. Busca la unión de cuerpo mente y espíritu, a través de la realización de asanas, meditación, y la incorporación de algunos aspectos del estilo de vida yóguico.

10. Yoga Terapeútico: Apoya terapias de rehabilitación y psicológicas.

Su principal objetivo es aplicar el Yoga con fines terapéuticos para la curación de problemas de salud (físicos o trastornos mentales). Incluye otros tipos como el Viniyoga, Yin Yoga y Baratha Yoga.

Otros tipos de yoga:

En los últimos años han ido apareciendo diferentes tipos de yoga, respondiendo a las necesidades, y preferencias de cada público. Algunos ejemplos son: el Yoga de la risa, Yoga aéreo, acuático, Yoga prenatal, Yoga Infantil, Acroyoga, Yoga en pareja, Yoga facial, entre otros.

Lo importante es siempre iniciarte con un profesor que te ayude a desarrollar tu práctica adaptada a tus necesidades, y poder beneficiarte de la mejor manera de todos sus beneficios.

 

¿Has descubierto ya nuestro Curso digital de Meditación Esencial?. Contiene todo lo que necesitas, es fácil y definitivo, y está diseñado para adaptarse a tu estilo de vida: En sólo 7 semanas habrás incorporado de forma sólida la meditación en tu rutina diaria, y podrás disfrutar de todos sus beneficios durante toda la vida. Lo recibes en tu casa, y cuentas con apoyo para resolver las dudas que te vayan surgiendo.

Quizá también te puedan interesar otros artículos como Hatha Yoga: 10 posturas básicas y sus beneficios Parte 1 o .conocer Las principales técnicas de meditación

También puedes ver más información sobre nuestra sencilla colección de Meditaciones Guiadas “Sin Límites”, con las que podrás iniciar fácilmente tu práctica en cualquier lugar, o información sobre nuestro Programa Yo Ahora , con el que obtendrás todas las herramientas necesarias para llevar una vida extraordinaria