10 posturas fáciles de Yoga para principiantes



El Yoga es una práctica cada vez más extendida en nuestra sociedad por los maravillosos beneficios que ofrece en cuerpo, mente y espíritu, aportando una perfecta conexión, armonía y equilibrio a tu vida.

Una de las grandes ventajas del Yoga es que se trata de una práctica totalmente accesible para todo el mundo, sin importar la edad, la complexión o la forma física. Sea cual sea tu situación, puedes iniciarte en esta práctica, a través posturas fáciles de Yoga que, progresivamente, te aportarán una mejora en tu salud física y mental.

Lo ideal para iniciarte en tu práctica es comenzar con posturas fáciles de Yoga, concentrándote en tu respiración, que esta sea profunda y diafragmática. La respiración diafragmática es aquella que, de manera muy relajada, comienza con una inhalación llevando el aire al vientre para, progresivamente, continuar por el espacio entre tus costillas, y finalizar llenando el pecho hasta las clavículas y hombros. Al exhalar, el proceso se repite en orden inverso. Este tipo de respiración, combinada con las distintas asanas, incluso en las posturas fáciles de yoga para principiantes, ofrece una importante mejora en el flujo sanguíneo, aumentando la oxigenación de las células en todos los órganos, el cerebro y las extremidades.

Es importante aclarar que, en Yoga, la postura perfecta no es la más vistosa, sino aquella en la que puedas llevar tu cuerpo a su límite exacto, sin dolor, evitando así posibles lesiones. Uno de los pilares del Yoga es alcanzar esa conexión entre cuerpo y mente. A través de las sensaciones que experimentas, tu propio cuer-po te va a guiar para llevar la postura a tu propio límite. Es importante concentrarte en conectar tu mente a tu cuerpo, para que éste te vaya guiando.

Te dejamos aquí algunas posturas fáciles de yoga,“asanas” básicas de Hatha Yoga, que podrás realizar sin ningún riesgo en casa, para ir practicando fácilmente:

  1. Tadasana o Postura de la Montaña
  2. Uttanasana o Postura de la Pinza 
  3. Balasana o Postura del Niño
  4. Marjaryasana o Postura del Gato
  5. Baddha Konasana o Postura del Zapatero
  6. Adho Mukha Svanásana o Perro Boca Abajo
  7. Ardha Matsyendrasana o Media Torsión sentada
  8. Virabhadrasana o Postura del Guerrero 2
  9. Trikonasana o Postura del Triángulo Extendido
  10. Vrksasana o Postura del Árbol

No obstante, nuestra recomendación para disfrutar plenamente de todos los beneficios que esta práctica puede traer a tu vida es comenzar tu proceso de aprendizaje con unas clases. Tu  profesor de yoga te ayudará a: desarrollar correctamente cada “asana”, guiar tu respiración en cada movimiento y ajustar la postura a las necesidades personales de tu cuerpo, evitando lesiones, e incluso ayudándote a mejorar alguna dolencia.

 

¿Has descubierto ya nuestro Curso digital de Meditación Esencial?. Contiene todo lo que necesitas, es fácil y definitivo, y está diseñado para adaptarse a tu estilo de vida: En sólo 7 semanas habrás incorporado de forma sólida la meditación en tu rutina diaria, y podrás disfrutar de todos sus beneficios durante toda la vida. Lo recibes en tu casa, y cuentas con apoyo para resolver las dudas que te vayan surgiendo.

Quizá también te puedan interesar otros artículos como Tipos de Yoga y sus beneficios o Cómo aprender a concentrarte con 8 trucos

También puedes ver más información sobre nuestra sencilla colección de Meditaciones Guiadas “Sin Límites”, con las que podrás iniciar fácilmente tu práctica en cualquier lugar, o información sobre nuestro Programa Yo Ahora , con el que obtendrás todas las herramientas necesarias para llevar una vida extraordinaria