Beneficios de la meditación diaria avalados por la ciencia - Parte 1



En otros artículos, hemos explicado muchos de los beneficios de la meditación, y cómo, a través de esta maravillosa técnica, podemos experimentar importantes mejoras a nivel mental y fisiológico, alcanzando mayor bienestar y felicidad. En esta ocasión, profundizamos en la base científica de los beneficios de la meditación.

A continuación, recogemos una significativa muestra de numerosos estudios elaborados por las más prestigiosas Universidades del mundo, que demuestran científicamente muchas de las mejoras que la meditación diaria produce en el funcionamiento del cerebro a diferentes niveles, y que avalan los múltiples beneficios de la meditación diaria.

1. Rejuvenece y previene el envejecimiento del cerebro:

Practicar la meditación diaria ayuda a preservar el envejecimiento cerebral. Un estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard y el Hospital General de Massachusetts ha demostrado cómo, a través de la práctica regular de la meditación y técnicas de mindfulness, se incrementa el tamaño de unas estructuras localizadas en los extremos de los cromosomas, que están directamente relacionadas con el envejecimiento y desarrollo de determinadas patologías asociadas a la vejez. Este incremento afecta de manera positiva en la prevención del envejecimiento del cerebro, e incluso lo rejuvenece.

Otro estudio de la Universidad de Oregón, concluye cómo la meditación diaria puede modificar la estructura neuronal del cerebro, generando un importante aumento de la densidad axonal, retrasando de este modo el envejecimiento cerebral natural. Otra reciente investigación de la Universidad de California, también probó cómo, a través de la práctica regular de la meditación y técnicas de mindfulness, los meditadores experimentados participantes en el estudio presentaban una importante diferencia en el volumen de materia gris en todo el cerebro con respecto a los no meditadores, incluso al comparar meditadores de mayor edad con respecto a los no meditadores más jóvenes. Según Florian Kurth, autor del estudio, inicialmente esperaban encontrar efectos más pequeños y distintos ubicados en algunas de las regiones que previamente se habían asociado a la meditación; sin embargo, los resultados finales mostraron que la meditación produce un efecto generalizado de rejuvenecimiento y prevención del envejecimiento que abarca regiones de todo el cerebro.

2. Aumenta la concentración y la capacidad de atención:

Muchas tradiciones filosóficas y ciencias milenarias inciden en la importancia de vivir el momento presente como clave fundamental para la felicidad. Sin embargo, la mente del ser humano tiende a divagar constantemente, dejándose llevar por la distracción mental generada por los múltiples pensamientos que genera nuestra mente de manera natural. Esta agitación mental está directamente relacionada con la infelicidad y afecta negativamente a determinadas áreas del cerebro relacionadas con la capacidad para mantener el pensamiento enfocado.

Un reciente estudio de la Universidad de Washington ha investigado los cambios que se producen en la actividad cerebral a través de la meditación, demostrando modificaciones producidas en la red neuronal asociada a los procesos de distracción mental, detectando cambios importantes en regiones directamente asociadas con la reducción de la actividad mental distractora, y equilibrando, de este modo, la actividad en el centro del cerebro.

Otro estudio de la Universidad de Harvard, tras un programa de 8 semanas de meditación diaria, desveló importantes aumentos en la densidad de la materia gris del cerebro en ocho regiones diferentes, de las cuales dos son elementos clave en la capacidad de dirigir la atención, y mostrar una mayor resistencia a las distracciones. También mostró aumento en la actividad de las áreas directamente asociadas con la capacidad cognitiva relacionada con el aprendizaje basado en la experiencia para la óptima toma de decisiones. Todas estas modificaciones mejoran las aptitudes fundamentales para poder afrontar cualquier situación externa con mayor ductilidad y capacidad resolutiva.

3. Mejora la memoria y otras funciones cognitivas:

Entre los grandes cambios que se generan en nuestro cerebro a través de la práctica regular de la meditación, encontramos una significativa mejora en la memoria. En un estudio publicado por la prestigiosa American Psychological Association, se realizó un ensayo experimental bajo un programa de meditación diaria durante 8 semanas, mostró como resultado una significativa mejora en la memoria de trabajo en aquellos participantes que habían realizado el programa de meditación diaria, con respecto a los participantes que, a modo de control, no habían sido expuestos a dicho programa.

En otra investigación realizada por la Universidad de California Irvine, se muestra científicamente como, en tan sólo 4 días de práctica de meditación diaria, se producen cambios a nivel cerebral en las regiones que afectan a los procesos que intervienen en la memoria de trabajo. Es decir, a través de la meditación, uno de los muchos beneficios que se obtienen de manera casi inmediata es una importante mejora en la memoria.

4. Favorece la creatividad:

Existen muchos estudios que demuestran los beneficios que ofrece la meditación a con respecto al desarrollo del pensamiento creativo. En el ya mencionado estudio de la Universidad de Harvard, se muestra cómo a través de la meditación se obtiene un aumento en la capacidad de generar nuevas ideas, gracias al estado de calma mental que aporta esta técnica.

En otro reciente estudio neurocientífico realizado en Holanda, por el “Institute for Psychological Research and Leiden Institute for Brain and Cognition”, se demuestra la notable mejora que ofrece la práctica de la meditación y técnicas de mindfulness en el proceso creativo, tanto en el pensamiento divergente, como el convergente, favoreciendo la creación de nuevos mapas mentales. El pensamiento divergente es aquel que permite a la parte consciente de la mente abrir espacios para la generación de nuevas ideas y diversos enfoques. Mientras que el pensamiento convergente es aquel que demanda al cerebro la creación de respuestas correctas para resolver un problema y, por tanto, requiere lógica y velocidad. Los resultados de este estudio prueban una significativa mejora, tanto en el pensamiento divergente como en el convergente, que favorece los procesos creativos de la mente a ambos niveles, aumentando la creatividad y, por tanto, nuestra capacidad de generar nuevas ideas y pensamientos de manera más rápida, eficiente e ilimitada.

5. Desarrolla la inteligencia intrapersonal y emocional:

Gracias a la meditación, podemos iniciar un camino de autoconocimiento que nos ayuda a indagar en nuestro interior y nos permite acceder a nuestro verdadero Ser. De este modo, la meditación se nos presenta como una potente herramienta para el aumento de la autoconsciencia y autoconocimiento, como llaves fundamentales para avanzar en nuestro proceso personal de crecimiento interior.

Según varios estudios realizados por la Universidad de Toronto, a través de la meditación se producen modificaciones en áreas del cerebro relacionadas con la gestión emocional, ayudándonos a responder mejor a las situaciones. De esta forma, a través de la meditación obtenemos un mayor desarrollo de nuestra inteligencia emocional, que nos ayuda a enfrentar las distintas situaciones de la vida diaria de una forma mucho más sana y eficiente.

6. Potencia la aparición de emociones con valencia positiva:

Una de las grandes aportaciones que ofrece la meditación en nuestro camino hacia la felicidad es la capacidad de ampliar y construir emociones con valencia positiva. En un prestigioso estudio publicado en la APA, se estudió cómo las personas pueden construir una gran variedad de recursos personales para afrontar las distintas experiencias de la vida, a través de la generación de lo que consideramos "emociones positivas". Los resultados concluyentes de este estudio mostraron que, a través de la práctica de la meditación se produce un notable aumento de las emociones de valencia positiva en las distintas situaciones cotidianas que experimentamos a lo largo del día.

Gracias a este aumento de las "emociones positivas", se desencadena una serie de efectos asociados a nivel mental, como mejoras en los procesos cognitivos relacionados con la memoria, la atención o la concentración; y también fisiológicos, obteniendo mejoras en los sistemas cardíaco, respiratorio, digestivo e inmunológico. Todo ello nos ayuda a alcanzar un mayor bienestar y una importante mejora en la calidad de vida.

7. Mejora las relaciones sociales:

Otro de los maravillosos beneficios de la meditación diaria, e ingrediente clave para disfrutar de una vida más feliz, es la satisfacción con nuestras relaciones sociales. A través de la práctica regular de la meditación se desarrollan nuestras habilidades para relacionarnos con las personas de nuestro entorno. Así lo han demostrado prestigiosos estudios, como el ya citado, realizado por la Universidad de Harvard, reforzado por otros, como el estudio realizado por la Universidad de Wisconsin. En ésta investigación se comprobó científicamente la significativa mejora que la práctica regular de la meditación produce en el procesamiento afectivo. Según este estudio, durante la meditación, se produce una mayor activación en determinadas áreas del cerebro vinculadas con la empatía y la capacidad de respuesta a estímulos emocionales, mejorando nuestras habilidades sociales y, por tanto, la capacidad del ser humano para cultivar mejores relaciones afectivas.

El ser humano es un ser social, lo que implica que las relaciones son un elemento fundamental a la hora de valorar nuestra felicidad. Sentirse socialmente conectado aporta beneficios a la salud mental y física, que incrementan notablemente el bienestar y la calidad de vida. Un estudio de la Universidad de California, demostró cómo la práctica de ciertos tipos de meditación produce un aumento en el sentimiento de conexión social y la positividad hacia otras personas, probando así el aumento en las emociones sociales positivas experimentadas por las personas que practican estas técnicas.

En conclusión, gracias a la meditación se producen importantes cambios en procesos cerebrales cognitivos, como la atención, la concentración o la memoria. También produce cambios en las regiones cerebrales relacionados con la empatía, las emociones y nuestra capacidad de comunicarlas, permitiéndonos disfrutar de relaciones sociales y afectivas mucho más satisfactorias, y, en definitiva, una mejora en nuestro bienestar, calidad de vida y abriéndonos las puertas hacia una vida mucho más feliz.

 

 

Te invitamos a leer más sobre Qué es la Meditación, o descubrir cómo puedes Reducir el Estrés a través de la Meditación.

Infórmate sobre nuestra MasterClass gratuita "Las 2 claves esenciales de éxito y la felicidad, avaladas por la ciencia, y cómo integrarlas en tu vida" y nuestro Seminario Yo Ahora®, un fin de semana de inmersión en el que obtendrás todas las herramientas necesarias para transformar tu experiencia de vida.

También puedes encontrar más información sobre nuestras sencillas y cómodas Guías de Meditación online: “Sin Límites”, con las que podrás iniciarte fácilmente en tu práctica desde casa o acceder a nuestro programa completo para mejorar tu estilo de vida a través de nuestro Plan LifeStyle Shanga

 

 

Pin It