Atraer la riqueza está en tu mano: Cómo piensa la gente rica



Una de las principales características de la gente rica, desde el punto de vista del éxito profesional y económico, es su mentalidad. Su percepción ante las circunstancias de la vida, así como sus reacciones ante las distintas situaciones que van surgiendo en su camino, son elementos fundamentales a la hora de esclarecer cómo piensan los ricos.

Por supuesto, sin establecer ningún juicio de valor entre las personas con dinero o mayor riqueza y las personas con economías más modestas, y siempre considerando las distintas situaciones individuales de cada persona, en este artículo vamos a dilucidar algunos factores importantes sobre cómo piensan los ricos, con el objetivo de ofrecerte una visión diferente en tu relación con la riqueza y cómo generar una mayor prosperidad y abundancia en tu vida.

Al igual que existen personas con habilidades especiales para el arte, para los deportes, o para cualquier otra actividad o disciplina, también existen personas con una capacidad especial para generar dinero y gestionarlo de manera eficiente y optimizada para producir mayor rentabilidad y ganancias. Esta habilidad, al margen de otros factores adyacentes, es la que queremos destacar de la mentalidad de la gente rica.

Desglosar las principales características de esta forma de pensamiento, puede ayudar a liberarte de muchas creencias, mitos y patrones mentales sobre la gente rica, que en muchas ocasiones podrían estar condicionando tu mente, impidiéndote prosperar en tu capacidad para atraer la abundancia a tu vida y desarrollar tu potencial financiero. Porque la capacidad de generar dinero está en tu mano.

Cómo piensan los ricos:

1. Perciben el dinero como una mera herramienta para alcanzar sus propósitos.

Uno de los más frecuentes mitos o patrones mentales es la asociación del dinero a connotaciones negativas. La gente rica no establece ningún juicio sobre el dinero, simplemente lo percibe como una herramienta más, un medio útil para alcanzar sus sueños y propósitos en la vida.

2. Encaminan todas sus acciones para atraer la abundancia:

Dicho de otro modo, puedes quedarte esperando a que te toque la lotería o puedes actuar para ser el motor que genere tu propia riqueza. La principal diferencia que marca la mentalidad de la gente rica es que no esperan que la abundancia llegue a su vida en un golpe de suerte, a través de algo externo, que escapa a su capacidad de control y actuación. Sino que su mente se rige por la toma de actuación. La acción precede a cualquier cambio; sin acción, no hay cambio.

3. Orientan su formación específicamente hacia sus propósitos:

Otro gran mito, es el de la carrera académica. Es muy común orientar nuestra formación académica en las bases de la educación formal, acumulando títulos universitarios y certificados (la famosa “titulitis”), sin haber establecido de forma concreta nuestro objetivo real y cómo vamos a rentabilizar la inversión que estas formaciones requieren en tiempo, energía y dinero. La gente con dinero, sin embargo, tiene claro que el camino hacia la riqueza se alcanza a través de la educación enfocada, la educación específica, aquella que tiene un fin concreto y una función significativa dentro de su estrategia hacia la generación de abundancia en su vida.

4. Viven en el presente:

La gente rica tiene una gran capacidad de Atención Plena en el presente. Son capaces de proyectar hacia el futuro para planificar, pero sin establecer ningún tipo de apego al resultado que condicione sus decisiones en el momento presente. No ven en el futuro una salvación, sino que esa se encuentra en la acción que Es Ahora. Han abandonado el apego al pasado, dejando a un lado emociones como la nostalgia o la tristeza por situaciones ya vividas, para abrazar el presente, donde realmente suceden todas las oportunidades que les otorgan la posibilidad de crear su propia riqueza. Enfocándose en el Ahora, pueden tomar mejores decisiones proyectando hacia el futuro, con preguntas como: “hacia dónde quiero ir”, "qué deseo lograr”, "cómo me visualizo en un año”, etc. Pero sin olvidar lo más importante: “¿Qué está en mi mano Ahora?”. Es decir, se trata de prestar plena atención a la decisión que se está tomando en este momento, guiada por un propósito, atrapando las oportunidades del presente, y manteniendo siempre una actitud de apertura hacia la incertidumbre inherente al futuro, como algo positivo, y desde una predisposición de flexibilidad y adaptación al cambio.

5. Actúan con racionalidad y desapego:

La relación que establece la gente rica con el dinero es una relación desapegada. Han eliminado cualquier vinculación emocional con el dinero, lo que les permite tomar decisiones de una forma mucho más coherente, eficiente y rentable, alineada con su propósito.

6. Convierten sus pasiones en su trabajo:

La gente rica es consciente de que, para poder materializar algo con éxito, es imprescindible que esté alineado con sus pasiones, con aquello de lo que verdaderamente disfrutan. Esto les permite trabajar con mucha más energía y enfoque, ya que incluso pueden llegar a sentirse “como si no estuvieran trabajando”, puesto que, en realidad, están enfocando toda su energía en aquello que les hace más felices. Todos tenemos un don único que desea expresarse. Ellos hacen que su trabajo les permita expandir sus cualidades únicas. Lo que ofrece no sólo una mayor motivación, sino que, además, les permite poder proyectar toda su energía en sus proyectos, ofreciendo siempre lo mejor de sí, y explotando todo su potencial, lo cual termina reflejándose en los resultados obtenidos. Todo fluye de forma mucho más natural y agradable, avanzando hacia sus propósitos sin resistencia. Dedicarte a lo que verdaderamente amas en la vida te permite conseguir más con menos esfuerzo.

7. Tienen creencias de éxito:

Si no crees que puedas lograr mucho, no lo harás. Como alude la famosa frase de Henry Ford: “Tanto si piensas que puedes como si piensas que no puedes, estarás en lo cierto”. Una de las claves sobre cómo piensan los ricos es que siempre proyectan a lo grande, no tienen miedo al fracaso, porque lo perciben como oportunidades de aprendizaje y como una pieza más en su camino hacia la riqueza y la abundancia. Saben aprovechar cada fracaso para retroalimentarse de los conocimientos adquiridos y crear nuevas herramientas, nuevas rutas, nuevas alternativas, para superar los próximos desafíos. De esta forma, no dejan lugar a la frustración, ya que directamente abren paso al nuevo camino hacia el éxito.

8. Enfocan cada proyecto a aumentar su inteligencia intrapersonal:

Las personas con dinero son conscientes de que la riqueza, en realidad, es un proceso que incluye toma de decisiones, actitudes y una serie de capacidades y talentos que han de desarrollar a nivel personal. De este modo, cada proyecto deja de ser un mero negocio para convertirse en un ejercicio de transformación y crecimiento personal que desarrollan en su vida diaria para lograr sus propósitos.

9. No temen a la incertidumbre:

Son conscientes de la necesidad de contar con una economía que pueda sustentar sus vidas, pero sin temer a la incertidumbre. Al confiar en su capacidad potencial para resolver cualquier situación futura adversa, sustituyen el estrés ante la posibilidad de encontrar situaciones de dificultad económica, por la paz mental basada en la confianza, lo que les permite poder enfocar sus decisiones con mayor libertar a nivel financiero.

“Un pájaro se siente tranquilo posado en una rama, no porque confíe en la estabilidad de la rama, sino porque confía en su capacidad de volar”

10. Son conscientes de la importancia del dinero en su justa medida:

La gente rica es consciente de la importancia del dinero en distintos ámbitos fundamentales que contribuyen a nuestro bienestar y calidad de vida. Sin embargo, no vinculan a él su felicidad y su paz interior. El dinero se considera un elemento más presente en esta experiencia de vida, junto con otros importantes factores que intervienen su consecución, como la salud, el amor, la familia, las relaciones sociales o la autorrealización, para gozar de un mayor bienestar, satisfacción y felicidad.

 

¿Has descubierto ya nuestro Curso digital de Meditación Esencial?. Contiene todo lo que necesitas, es fácil y definitivo, y está diseñado para adaptarse a tu estilo de vida: En sólo 7 semanas habrás incorporado de forma sólida la meditación en tu rutina diaria, y podrás disfrutar de todos sus beneficios durante toda la vida. Lo recibes en tu casa, y cuentas con apoyo para resolver las dudas que te vayan surgiendo.

Quizá también te puedan interesar otros artículos sobre Cómo ser carismático y de qué manera influye en tu vida o conocer Cómo tener éxito en tu vida y saber disfrutarlo.

También puedes ver más información sobre nuestra sencilla colección de Meditaciones Guiadas “Sin Límites”, con las que podrás iniciar fácilmente tu práctica en cualquier lugar, o información sobre nuestro Programa Yo Ahora , con el que obtendrás todas las herramientas necesarias para llevar una vida extraordinaria