Inteligencia Intrapersonal. Qué es y cómo aumentarla



La inteligencia intrapersonal es la capacidad de autoconocimiento del ser humano: conocer y entender nuestras propias emociones y pensamientos y ser capaces de intervenir en nuestra conducta, con el fin de convertirnos en los verdaderos directores de nuestras vidas. Para profundizar un poco más, en este artículo explicamos la definición de la inteligencia intrapersonal y su contexto, identificamos algunas de las habilidades de las personas con buena inteligencia interpersonal y proponemos algunos consejos para mejorarla

Inteligencia Intrapersonal. Definición y contexto:

El término inteligencia intrapersonal nace en el desarrollo de la Teoría de las Inteligencias Múltiples, planteado en 1983 por Howard Gardner, psicólogo, investigador y profesor de la Universidad de Harvard. Esta teoría refuta el concepto de inteligencia aceptado hasta entonces, lo que tradicionalmente se ha conocido como Cociente Intelectual (CI). Gardner defiende que la inteligencia es un conjunto de capacidades específicas con distintos niveles cognitivos y emocionales, tan fundamentales como las que detecta el CI. Con esta teoría, se sustituye el concepto de inteligencia como algo unitario, para entenderlo como el conjunto de una serie de elementos bien diferenciados e independientes entre sí.

Tipos de Inteligencia:

Para Gardner, el ser humano cuenta con una serie de capacidades y potenciales, que se pueden apreciar en la vida cotidiana, (más allá de la capacidad académica o intelectual) y que abarcan otros planos esenciales de la vida, como el éxito en los negocios o en el ámbito emocional, ya que, en cada caso, se requerirían tipos de inteligencia diferentes. La Teoría de las Inteligencias Múltiples reconoce, originariamente 7 tipos de inteligencia, aunque más tarde se han ido añadiendo otras:

1. Inteligencia lingüística. Capacidades relacionadas con el lenguaje: habilidades comunicativas y comprensión lectora.

2. Inteligencia lógico-matemática. Relacionada con la capacidad para resolver problemas matemáticos, crear o desechar hipótesis y detectar patrones.

3. Inteligencia espacial o visual. Capacidad de orientación espacial, habilidades para el uso de mapas y habilidades relacionadas con el desarrollo la percepción, la modificación, la descripción, la transformación y creación de imágenes, bocetos e ideas mentales desde diferentes perspectivas.

4. Inteligencia musical. Capacidades relacionadas con la música: habilidad para aprender a tocar instrumentos, así como para entender el lenguaje musical y realizar creaciones musicales. También engloba la percepción y la expresión a través de las formas musicales.

5. Inteligencia corporal y kinestésica. Capacidades relacionadas con la coordinación y precisión de movimiento, la resolución de problemas a través del mismo, así como la capacidad de expresión corporal.

6. Inteligencia intrapresonal: Relacionado con la capacidad de autoconocimiento, habilidad para identificar emociones y pensamientos propios y conocimiento de las propias capacidades y habilidades potenciales.

7. Inteligencia interpersonal. Capacidades y habilidades para conocer y entender a otras personas, sus sentimientos y emociones, y para gestionar las relaciones sociales.

En las últimas décadas, se ha incorporado una octava, la inteligencia naturalista, relacionada con la capacidad de percibir, discernir y entender los distintos elementos de la naturaleza. Y una posible novena, actualmente estudiada por Gardner, que hace referencia la inteligencia existencial, relacionada con la propia consciencia de la existencia.

Cualidades de una persona con buena inteligencia intrapersonal:

La Inteligencia intrapersonal, por tanto, comprende nuestra capacidad para conocer los aspectos internos sobre nuestra propia forma de pensar, sentir y actuar. Es decir, hace referencia al autoconocimiento, integrando todas aquellas habilidades del ser humano orientadas a las siguientes finalidades:

1. Conocerse más y mejor a uno mismo.

2. Aceptarse, siendo consciente de todas tus posibilidades.

3. Desarrollar la capacidad para definir tus propios objetivos y valores.

4. Ser coherente en tus acciones con dichos objetivos y valores.

5. Ser capaz de mostrar una actitud de agradecimiento ante las distintas situaciones, oportunidades y retos que se vayan planteando a lo largo de la vida.

6. Mantener una visión objetiva y veraz acerca de ti mismo y lo que quieres en la vida.

7. Establecer prioridades personales y actuar en coherencia con estas.

8. Aceptar, respetar y permitirte a ti mismo las distintas emociones y sentimientos experimentadas de cada momento.

Inteligencia Intrapersonal. Cómo se puede mejorar:

Mejorar nuestra inteligencia intrapersonal implica, en primer lugar, desarrollar la capacidad para reconocer todo el abanico de sentimientos, emociones, potenciales, valores y pensamientos que nos definen a nosotros mismos, así como los estímulos que pueden inducirnos a cada uno de ellos.

Para mejorar nuestra inteligencia intrapersonal, también es importante ser capaz de discernir los diferentes estados de ánimo y emociones que podemos experimentar en cada momento, a fin de aprovechar esta información para dirigir nuestra conducta y acciones hacia nuestros objetivos y propósitos.
Por tanto, la inteligencia intrapersonal es la que nos facilita el conocimiento de los aspectos internos de nuestra mente y poder utilizar este conocimiento a nuestro favor.

Inteligencia Intrapersonal. Ejemplos:

Un caso de inteligencia intrapersonal sería ser consciente, por ejemplo, de que determinados temas despiertan en ti cierta sensibilidad. Conocer esta información de manera previa, te facilita la posibilidad de gestionar situaciones que podrían resultarte conflictivas, ayudándote así a mantener el control llegada dicha situación, sin “perder los nervios” o, lo que es lo mismo, actuar de forma irracional e impulsiva, en lugar de hacerlo de forma consciente..

En resumen, se trata de conocer información sobre tu forma de pensar, de sentir, de actuar, etcétera, ante determinadas situaciones, para utilizarla a la hora de gestionar las distintas situaciones de tu vida, anticipándote a las emociones que te conducen a determinados estados de ánimo.

¿Se puede aumentar nuestra inteligencia intrapersonal?

Al igual que el resto de inteligencias, la inteligencia intrapersonal se puede entrenar. Basta con trabajar para desarrollar las distintas capacidades y habilidades que la integran. A continuación, proponemos algunas recomendaciones para mejorar tu inteligencia intrapersonal:

Practica el Mindfulness. Numerosos estudios han demostrado cómo, a través de las técnicas y herramientas del Mindfulness, se desarrollan habilidades relacionadas con la autorregulación de las emociones. A través de la Atención Plena, somos más capaces de mantener nuestra mente en el momento presente, tomando consciencia de todas las experiencias y sensaciones que experimentamos en cada momento, tanto externas como internas.
Medita regularmente. Está demostrado científicamente cómo la práctica diaria de la meditación desarrolla nuestra capacidad de autoconocimiento. Gracias a la meditación, podemos observar y discernir de forma mucho más clara nuestros pensamientos y emociones.
Para y reflexiona. Pararte a observar y reflexionar sobre tu estado de ánimo o las distintas emociones que experimentas en cada momento, te servirá para poder reconocerlos con mayor facilidad. Además, aprenderás a identificar patrones, que te ayudará a entender determinados estados de ánimo e incluso anticiparte a ellos, pudiendo intervenir antes de que se manifiesten.

En conclusión, todo lo que te ayude a conocer más sobre ti mismo, te ayudará a desarrollar tu inteligencia intrapersonal. No obstante, no olvides que la información, por si misma, no sirve de nada si no sabes utilizarla. Así que, una vez vayas ampliando tu autoconocimiento, ve haciendo uso de esta información para ayudarte a alcanzar tus objetivos y propósitos. El autoconocimiento puede ser tu llave hacia el éxito y la felicidad.

 

¿Has descubierto ya nuestro Curso digital de Meditación Esencial?. Contiene todo lo que necesitas, es fácil y definitivo, y está diseñado para adaptarse a tu estilo de vida: En sólo 7 semanas habrás incorporado de forma sólida la meditación en tu rutina diaria, y podrás disfrutar de todos sus beneficios durante toda la vida. Lo recibes en tu casa, y cuentas con apoyo para resolver las dudas que te vayan surgiendo.

Quizá también te puedan interesar otros artículos como Inteligencia emocional en el trabajo, o Qué es la inteligencia interpersonal y cómo desarrollarla

También puedes ver más información sobre nuestra sencilla colección de Meditaciones Guiadas “Sin Límites”, con las que podrás iniciar fácilmente tu práctica en cualquier lugar, o información sobre nuestro Programa Yo Ahora , con el que obtendrás todas las herramientas necesarias para llevar una vida extraordinaria