Las mejores posturas para meditar



Existe mucha confusión con respecto a las posturas para meditar. Muchas personas prueban distintas posturas que les resultan muy incómodas, simplemente, porque les parecen más “espirituales”, como la postura flor de loto, pero en realidad son sólo posturas que, más que ayudarte en la meditación, lo que hacen es provocarte muchas tensiones, dificultando tu práctica.

¿Se puede meditar en una “mala postura de meditación”?

Lo ideal es encontrar una postura de meditación en la que te sientas cómodo, porque si adoptas una postura que te genere incomodidad, se convertirá en un elemento distractor. Probablemente, pases parte de tu práctica pensando en lo incómodo que te sientes, dificultándote de este modo poder enfocar tu atención correctamente para alcanzar el estado meditativo que buscas.

Ejemplos de “malas” posturas para meditar

Un ejemplo de postura no recomendable para meditar es en posición sentado con las piernas cruzadas, colocar las manos de forma que el dedo índice y el pulgar se toquen, con el resto de los dedos extendidos. Esta postura de meditación no es recomendable, porque provoca que la columna, el cuello, y toda la zona del tronco permanezcan en tensión. Justo lo contrario a lo que buscamos con las posturas de meditación: relajar el tronco para que la respiración pueda realizarse más profunda y relajadamente.

Consejos para sentarse cómodamente

Postura correcta para la espalda

Para meditar correctamente, nuestra recomendación es hacerlo en posición sentado. No tienes que sentarte necesariamente en el suelo o en un cojín de meditación, sino que puedes meditar perfectamente (y probablemente mucho más cómodo, si no estás acostumbrado a meditar en el suelo), sentándote en una silla o en el sofá. Lo importante es que mantengas una postura correcta en la espalda, con la columna erguida y los hombros relajados. Puedes ayudarte utilizando un cojín para apoyar las lumbares.

Postura de manos para meditar

Aunque existen muchos mudras diferentes, lo más recomendable para iniciarte correctamente en tu práctica, es encontrar una posición para las manos que te permita estar cómodo y relajado en tu postura de meditación. Lo ideal para tu postura de manos para meditar es mantenerlas apoyadas sobre el regazo, ya que te permitirá mantener tus hombros relajados.

Posición sentado

Si quieres probar otras posturas de meditación diferentes, siempre puedes encontrar cojines de meditación, banquetas, y otros soportes que te permitirán mantener tu postura de meditación correcta de una forma mucho más cómoda. Te recomendamos el “Back Jack Chair”, una silla plegable especial para meditar que te permite ajustar el respaldo a tu medida, para estar mucho más cómodo.

No es necesario buscar posturas complicadas (como la famosa postura flor de loto), dado que, si no sabes hacerla bien, podrías hacerte daño sin necesidad. Lo más importante es que tú te sientas lo más cómodo posible en tu postura de meditación para que, en tu práctica, tu mente no encuentre distracciones.

Recomendaciones sobre las posturas para meditar

Desde nuestra experiencia y conocimiento, desaconsejamos las siguientes posturas para tu práctica de meditación:

Meditar tumbado:

Esta postura no es recomendable, ya que podrías quedarte dormido, perdiendo entonces tu objetivo de alcanzar tu estado meditativo.

Meditar con la espalda completamente apoyada:

En esta postura, tendemos a recostarnos, corriendo también el riesgo de quedarnos dormidos, o de adoptar alguna mala postura con la que podríamos dañar la columna vertebral. Como indicábamos anteriormente, en caso de necesitar un apoyo, lo ideal es usar un cojín en el respaldo para apoyar sólo la zona lumbar.

Recuerda que el objetivo de la meditación es conseguir un estado de alerta relajada, por lo que es necesario mantenerte plenamente consciente durante toda práctica.

 

¿Has descubierto ya nuestro Curso digital de Meditación Esencial?. Contiene todo lo que necesitas, es fácil y definitivo, y está diseñado para adaptarse a tu estilo de vida: En sólo 7 semanas habrás incorporado de forma sólida la meditación en tu rutina diaria, y podrás disfrutar de todos sus beneficios durante toda la vida. Lo recibes en tu casa, y cuentas con apoyo para resolver las dudas que te vayan surgiendo.

Quizá también te puedan interesar otros artículos como Qué es meditar. En qué consiste y para qué sirve o sobre los Tipos de meditación

También puedes ver más información sobre nuestra sencilla colección de Meditaciones Guiadas “Sin Límites”, con las que podrás iniciar fácilmente tu práctica en cualquier lugar, o información sobre nuestro Programa Yo Ahora , con el que obtendrás todas las herramientas necesarias para llevar una vida extraordinaria