Día Internacional del Yoga



Muchos ya conocen los maravillosos beneficios que la práctica del Yoga puede traer a tu vida. Tanto es así que, el 11 de diciembre de 2014, las Naciones Unidas proclamaron el 21 de junio, Día Internacional del Yoga, coincidiendo con el solsticio de verano, en reconocimiento a la filosofía y el estilo de vida que promueve esta disciplina milenaria. Desde entonces, cada año, cuando se acerca esta fecha del Día Mundial del Yoga, se convocan numerosos encuentros multitudinarios y distintas actividades de yoga por todo el mundo, que acercan cada día a más personas esta maravillosa, saludable y beneficiosa práctica.

Por qué se celebra el Día Internacional del Yoga:

Ban Ki-moon, secretario de las Naciones Unidas, afirmaba en el momento en el que se decidió proclamar la celebración del Día Internacional del Yoga: “La celebración de este año del Día Internacional del Yoga destaca el importante papel que desempeña mantener hábitos de vida saludable para alcanzar los objetivos de Desarrollo Sostenible, adoptados en 2013 por los 193 Estados Miembros de las Naciones Unidas”.

Un día importante, no sólo para la comunidad mundial yogui, sino también para toda la humanidad. Y es que el Yoga, además de ser una de las prácticas más saludables que existen en el mundo desde hace miles de años, y que contribuye de manera holística a alcanzar el equilibrio entre cuerpo, mente y espíritu,; plantea un enfoque que, de manera práctica, puede suponer un cambio revolucionario en nuestra sociedad. Nos sumamos a un camino que avanza hacia estilos de vida en armonía con nuestra Esencia como seres humanos y con la naturaleza.

La celebración del Día Internacional del Yoga, sirve también, para concienciar a toda la población a nivel mundial sobre los beneficios que ofrece la práctica del Yoga. No se trata simplemente de una disciplina basada en prácticas físicas, como son las asanas (o posturas de yoga) y ejercicios de respiración (pranayamas). Sino que va mucho más allá. Detrás del Yoga hay una ciencia completa milenaria basada en la sabiduría tradicional india, que propone un método práctico para conectarnos con nuestro propio Ser interior a través de la meditación, la respiración consciente, la consciencia corporal, el momento presente, la alimentación saludable y el valor de unión universal.

De esta forma, la celebración, el 21 de junio, del Día Internacional del Yoga, no se trata simplemente de realizar actividades de yoga para hacer asanas juntos, sino de celebrar una filosofía milenaria, que data de más de 3000 años de antigüedad, y cuyos valores y prácticas propuestas son actualmente igual de aplicables, difundiendo un mensaje de salud, bienestar, paz, armonía y felicidad a nivel individual, social y mundial. Un mensaje que nos lleve a recorrer un camino de crecimiento personal para transformar nuestra percepción de vida y alcanzar nuestra mejor versión como seres humanos.

Gracias al Yoga, cada uno podemos encontrar y visualizar el verdadero propósito de nuestra vida y poder así vivir en un estado de paz, armonía y felicidad en el día a día.

“Cuando encuentras la paz dentro de ti mismo, te conviertes en el tipo de persona que puede vivir en paz con otros” Peace Pilgrim.

Qué es el Yoga:

El Yoga es una ciencia milenaria cuyo origen nace en la cultura tradicional de la India. La palabra yoga viene del sánscrito, y está relacionado con le término “yugo” que significa “unión”. Deepak Chopra, afirma en su libro, Las siete leyes espirituales del Yoga, que “el yoga es la unión del cuerpo, la mente y el espíritu; esto es, la unión de nuestra condición individual con la inteligencia divina que rige el Universo”. Deepak Chopra.

Tradicionalmente, existen cuatro sendas del Yoga, cuatro formas diferentes en las que realizar la práctica del Yoga que pueden combinarse entre sí:

• Bhakti Yoga:

Se trata del yoga del amor universal, la compasión y la devoción. Comprende, como parte esencial, el canto de Mantras, con el fin de llegar a vislumbrar la divinidad individual que reside en nuestro interior en forma de Amor Universal.

• Jñana Yoga:

Es el yoga del conocimiento, de la sabiduría, del discernimiento. Muy relacionado con la filosfía Vedanta, se trata de la búsqueda hacia el autoconocimiento. Su fin último, es reconocer y reencontrarse con el Ser Supremo que reside en cada uno de nosotros y en todos los seres del planeta.

• Karma Yoga:

Es el yoga de la acción. A través de la realización de acciones desinteresadas, sin esperar nada a cambio, ni siquiera el reconocimiento o el agradecimiento externo, a fin de lograr la liberación del Ego.

• Raja Yoga:

Es el yoga como ciencia. El Raja Yoga, propone un método práctico para aprender a percibir la experiencia del Ser Supremo en primera persona. Aunque el Raja Yoga data de más de 4000 a.d.C., es en el Siglo III a.d.C cuando se sistematiza a través de “Las ocho ramas del yoga” atribuidos tradicionalmente a Patanjali.

“Las ocho ramas del Yoga”, de Patanjali:

Según los “Sutras de Patanjali”, para realmente poder experimentar la gran verdad, la Esencia, el Ser, es necesario recorrer un camino de ocho escalones, conocidos como “los ocho pasos del Yoga”, o las ocho ramas del yoga. Estos pasos componen el método práctico de la ciencia del Rajya Yoga. Aunque no necesariamente han de ser consecutivos, sino que se trata de una combinación y complementariedad constante entre todos ellos, es cierto que ninguno puede estar ausente, pues sólo desde su completo recorrido es posible la Iluminación, el fin del Raja Yoga: la experiencia del Ser Supremo individual que reside en cada uno de nosotros. Las ocho ramas del Yoga son:

1. Yama:

Disciplinas esenciales o principios universales de conducta social que todo yogui deberá seguir para poder realmente pasar a los siguientes pasos.

2. Niyama:

Reglas de conducta personal.

3. Asana:

Se refiere a la postura corporal, atendiendo principalmente a la columna vertebral como elemento esencial, en la búsqueda de la expresión plena de la integración entre mente y cuerpo. Esta rama es a lo que comunmente se refiere como Yoga en occidente.

4. Pranayama:

“prana” significa “energía vital” y “yama”, expansión, control, dominio. De este modo, Pranayama es el dominio de la energía vital a través del dominio del aliento, mediante diferentes técnicas de respiración, como fuente primordial de la misma.

5. Pratyahara:

Es la interiorización de los sentidos. El entrenamiento de la mente y nuestra capacidad de atención, para enfocar los sentidos sensoriales hacia lo interno, aislándolos de los estímulos externos.

6. Dharana:

Concentración y atención. Es el entrenamiento de la mente para concentrar la atención y la intención en un determinado objeto, a través de diferentes técnicas, bien concentrándonos en una parte del cuerpo, un estímulo externo, una visualización o un mantra (recitado verbal o mentalmente).

7. Dhyana:

Es el cultivo de la conciencia testigo. Una vez que hemos conseguido el control de la atención, desarrollamos la capacidad para observar la mente como mero observador. Sin juicios, sin apegos, simplemente observando los pensamientos y emociones, para liberarnos de los condicionamientos que limitan nuestra mente.

8. Samadhi:

Iluminación, auto-realización. Es el estado de la conciencia pura sin límites. El estado de Samadhi es el verdadero propósito final del Raja Yoga, cuando realmente encontramos esa verdad interior transformadora de nuestra percepción de vida.

 

¿Has descubierto ya nuestro Curso digital de Meditación Esencial?. Contiene todo lo que necesitas, es fácil y definitivo, y está diseñado para adaptarse a tu estilo de vida: En sólo 7 semanas habrás incorporado de forma sólida la meditación en tu rutina diaria, y podrás disfrutar de todos sus beneficios durante toda la vida. Lo recibes en tu casa, y cuentas con apoyo para resolver las dudas que te vayan surgiendo.

Quizá también te puedan interesar otros artículos sobre La meditación para niños o ¿Es posible meditar en un minuto? 

También puedes ver más información sobre nuestra sencilla colección de Meditaciones Guiadas “Sin Límites”, con las que podrás iniciar fácilmente tu práctica en cualquier lugar, o información sobre nuestro Programa Yo Ahora , con el que obtendrás todas las herramientas necesarias para llevar una vida extraordinaria