Mis conversaciones con Mónica: "Tiempo para perder"



Ayer coincidí con Mónica, hija de una amiga mía, que venía de recoger a sus hijos de las extraescolares. Tiene tres adorables chavales en los primeros ciclos de primaria y, según me contó, la semana para ella es un auténtico maratón... La mayor asiste a baile y teatro, el mediano practica fútbol y baloncesto y la pequeña se ha decantado por gimnasia rítmica e iniciación musical. Los tres, además, asisten a inglés un par de días semanales... Y yo me pregunté... ¿Cuándo juegan estos niños? ¿Hay tiempo para los cuentos? ¿Para jugar a mamás y papás? ¿A cualquier juego...?

Nos importa mucho el currículum, el inglés, las materias instrumentales... Y está muy bien... Aunque, ahora, cuando recuerdo mi niñez, los recuerdos tienen más que ver con las reuniones familiares, las magdalenas de mi abuela, los cuentos que me contaba mi madre por la noche, las excursiones en bici con mi padre, las tardes de confidencias con mis amigas cuando recordábamos la última fiesta , los momentos de risa y, por supuesto, "Mary Poppins" y su magia en el parque o cuando se subían al techo porque no podían parar de reír...

He aprendido mucho más de estas vivencias y, en mi vida, han tenido mucha más relevancia que mis extraescolares.

No es mi intención poner en tela de juicio las necesidades actuales, ni los horarios de trabajo. Mi planteamiento no es realizar un juicio; simplemente recuerdo mi niñez con tiempo para disfrutar, para "perder", para aprender de las experiencias vividas, de las "no aprendidas".

Entre los deberes y las extraescolares, los horarios de trabajo, de organización de casa etc. nuestros chavales están teniendo una niñez con un horario que tiene colgado el cartel de "Completo".

Todo me parece estupendo mientras nos lleve a ser felices... ¿Es así en tu caso?

 

Por Paloma García Riera

 Paloma García Riera

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
+34 639 677 964

Paloma García Riera, Pedagoga, Coach de equipos, liderazgo sistémico y Mediación en Comunicación No Violenta con dilatada experiencia en Formación y Docencia. Coautora de la herramienta "El Árbol Mágico" o cómo alcanzar objetivos con la ayuda de tu Niño Interior. Apasionada de la capacidad de felicidad del ser humano y del potencial de las personas.