Mis conversaciones con mis alumnos: Propósitos de año nuevo



Al volver de las Navidades les propuse a mis alumnos, como otras veces, hacer una lista de intenciones que les gustaría realizar este año. Había pocas pautas. Simplemente que dependiera de ellos y que fuesen para ser más feliz o hacer más feliz a otras personas cercanas. La mayor parte de sus ideas tenías que ver con mejora de las relaciones con su familia, amigos o progresar en los estudios... 

Al terminar de leerlo les hice una propuesta para añadir a su relación. Una de ellas era evitar las quejas y la otra, cuando se sintiesen mal, sonreír y beber agua.

Me miraron sorprendidos... ¿sonreír, beber agua, dejar de quejarse? ¿Para qué? No entendían nada... Entonces les expliqué mi propuesta.

Cuando uno tiene estrés real, por ejemplo, si te va a atacar un león o te va a atropellar un autobús ¡No se te ocurre parar un momento para beber agua o sonreír! El cerebro piensa: "Si tiene tiempo para reír o beber... ¡Seguro que esto no es grave!".

Y en el momento que alguien se lamenta de algo es porque está descontento, disgustado, decepcionado con algo o con otra persona y, tanto el enfado como la tristeza, el odio o el rencor, sólo hace daño a quien lo siente... ¡El objeto de su malestar está paseándose tranquilamente sin sentir la más mínima molestia! Y a quien lastimas es a ti mismo...

Se quedaron muy pensativos. Les confié que eran dos de mis propósitos de este año y que podríamos ayudarnos unos a otros comentando, cada uno, su proceso... ¡Por escrito!. ¡Así matábamos dos pájaros de un tiro! Y aceptaron... Por lo que tenemos un reto común.

A mí seguro que me ayuda... Supongo que a ellos también. Cuando uno cambia de actitud, deja de protestar y encima sonríe... ¡El universo se pone a su favor!

¿Te apuntas a nuestro grupo?

 

Por Paloma García Riera

 Paloma García Riera

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
+34 639 677 964

Paloma García Riera, Pedagoga, Coach de equipos, liderazgo sistémico y Mediación en Comunicación No Violenta con dilatada experiencia en Formación y Docencia. Coautora de la herramienta "El Árbol Mágico" o cómo alcanzar objetivos con la ayuda de tu Niño Interior. Apasionada de la capacidad de felicidad del ser humano y del potencial de las personas.