Mis conversaciones con mi hermana. El baño en el Cantábrico



Esta mañana estuve con mi hermana dando un largo paseo por su barrio. Todas las conversaciones iban, de una u otra manera, hacia la época en la que vivíamos con nuestra familia de origen... Y mi mente, sin permiso, se dirigió al recuerdo del último baño de este verano en la playa de San Lorenzo.

Este estío en Gijón ha sido diferente a otras vacaciones ya que con el tema de la pandemia, las mascarillas y demás, era una liberación charlar mientras el sol acariciaba la piel, pasear por la orilla o bañarse.
Me encanta ir a la playa con mi familia porque es un tiempo en el que vuelvo, de alguna manera, a conectar con esa parte de mi infancia.

Curiosamente, a pesar de ir a Asturias desde siempre, no me suelo bañar en esas aguas tan frías del norte. Este año decidí hacer una excepción ante la insistencia de mi clan y me metí en este maravilloso mar Cantábrico sintiendo la fuerza que recordaba cuando chapoteaba en épocas pasadas.

Fue una experiencia fantástica. Al principio el agua estaba fría e incluso, a veces, desagradable aunque, según iba adentrándome completamente en sus aguas, el líquido elemento y mi cuerpo se iban aliando en temperatura y fluidez.

Llegó a ser un baño súper placentero en el que saltaba las olas que venían jugando al despiste y, en breve espacio de tiempo, era una con el mar mientras toda la frialdad y el reparo inicial se quedaban en una simple anécdota.

Con esa sensación volví a retomar la conversación con mi hermana, comentando que esa experiencia me resultaba similar a cuando aparecen esas circunstancias inesperadas de la vida que te pillan desprevenido, en las que no sabes cómo actuar y que parecen adversas en un primer momento... Esas situaciones que a veces te empapan, en las que casi no puedes ni respirar y que, sin embargo, cuando las ves con perspectiva, pierden relevancia, quedando únicamente la huella de frescura, de diversión, de otra prueba superada...

Y tú ¿Te has dado la oportunidad de bucear en ti?

 

Por Paloma García Riera y Mijares

 Paloma García Riera

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
+34 639 677 964

Paloma García Riera y Mijares. Pedagoga. Coach de equipos y liderazgo sistémico. Mediadora en Comunicación No Violenta. Dilatada experiencia en Formación y Docencia. Coautora de la herramienta "El Árbol Mágico" o cómo alcanzar objetivos con la ayuda de tu Niño Interior. Apasionada de la capacidad de felicidad del ser humano y del potencial de las personas.