Mis conversaciones con mi hija. La dulce espera



La dulce espera, decía mi abuela, aunque suele ser de todo menos dulce.

Mi hija est√° en los √ļltimos d√≠as de embarazo, por lo que la ni√Īa puede nacer en cualquier momento.

En las circunstancias presentes, desde el tema del covid, hay unas reglas muy exigentes sobre el acompa√Īamiento en el hospital, que me han ayudado a entender lo poco que puedo hacer en este proceso ya que, aunque me encantar√≠a estar al lado de mi hija para darle la mano o estar cerca de ella, es inviable.

Un momento de oro para confiar en la vida, para dejar ir lo que creo que puedo controlar por estar presente, simplemente... Saber que ella ya es una mujer que puede perfectamente seguir su intuición para lo que va a ser a partir de ahora: "una madre".

A ser madre te ense√Īan los hijos y los padres. No hay otra escuela. Tus descendientes y tus ascendientes y, en funci√≥n de c√≥mo hayan sido, te ayudan a decidir ser igual o diferente a lo que conoces.

Ser madre tambi√©n significa abrazar la incertidumbre y fiarse de los recursos que tienen tus hijos y que, en parte, t√ļ les has transmitido y otros los descubren ellos seg√ļn crecen.

Para mí es importante recordar que no puedes aprender a través de la experiencia de otra persona. Cada uno vive la situación que sea desde sus propias circunstancias y es ilógico pensar que, porque a mí me haya ido bien o mal algo, va a ocurrir de la misma forma al otro. En absoluto tiene que ver con cómo se desarrollarán unos acontecimientos similares en otra persona.

Por ello procuro no aconsejar, √ļnicamente si me lo piden y con mucha prudencia, ya que ese asesoramiento, simplemente, es dar mi opini√≥n sobre algo en concreto y, si no me lo piden, suelo guardar a buen recaudo mis sugerencias o propuestas.

Recuerdo esta frase que me clarific√≥ mucho desde el primer momento que la escuch√©... "El p√°jaro cree que es bueno para el pez darle un pase√≠to por el aire" pues me sit√ļa, me hace ver que hay tantas formas de ser y tantos pareceres como seres hay en el mundo.

En breve mi hija habrá pasado por la increíble experiencia de traer una vida al mundo y yo tendré el privilegio de ser abuela de una prolongación que llega desde uno de los seres más queridos de mi vida.

Aprendiendo…

Confiando...

Y t√ļ ¬Ņsueles dar consejos, aunque no te los pidan?

 

Por Paloma García Riera y Mijares

 Paloma García Riera

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
+34 639 677 964

Paloma Garc√≠a Riera y Mijares. Pedagoga. Coach de equipos y liderazgo sist√©mico. Mediadora en Comunicaci√≥n No Violenta. Dilatada experiencia en Formaci√≥n y Docencia. Coautora de la herramienta "El √Ārbol M√°gico" o c√≥mo alcanzar objetivos con la ayuda de tu Ni√Īo Interior. Apasionada de la capacidad de felicidad del ser humano y del potencial de las personas.