Diferencia entre Yoga y Meditación

Aunque comparten parte de su esencia, la Meditación y el Yoga tienen importantes diferencias. Descubre con claridad cuáles son.
WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

E

              xisten muchas ideas diferentes en el colectivo social sobre lo que son Yoga y Meditación.
Aunque ambos compartan parte de su esencia, son caminos hacia la transformación interior, hacia el reencuentro con nuestro verdadero Ser, en realidad, son prácticas diferentes. Para explicar la diferencia entre yoga y meditación, es imprescindible comenzar por entender qué es el Yoga.

¿Qué es el Yoga?

La palabra Yoga proviene del sánscrito “yogah”, y está relacionada con el verbo “Yuj” que significa “unir”. Yoga es UNIÓN: reunificación y reencuentro con nuestro Ser más profundo; es la unión entre el cuerpo físico, mental y espiritual. El Yoga es una ciencia milenaria originada en la India que estudia, a través de distintos sistemas, el cultivo de la mente, el conocimiento del cuerpo y las energías que actúan sobre ambos, para lograr el desarrollo de la Consciencia y, en definitiva, el desarrollo integral del Ser.

Tradicionalmente, existen cuatro formas o sendas del yoga

  • Jñana: es el yoga del discernimiento.
  • Bhakti: es el yoga del amor y la devoción, de lo emocional.
  • Karma: es el yoga de la acción.
  • Raja: es el sendero del yoga hacia el conocimiento y la introspección, para el desarrollo integral de cuerpo, mente y espíritu.

Las “8 ramas del Yoga”, o el "Camino de los 8 pasos” de Patanjali

Las enseñanzas del Raja Yoga son milenarias, y están basadas y sistematizadas en ocho ramas, que el gran sabio Patanjali estableció como el camino hacia la unidad en 8 pasos, considerados, universalmente, los principios fundamentales del Yoga:

  1. Yama: Normas o principios universales de conducta social.
  2. Niyama: Reglas de conducta personal.
  3. Asana: Postura, como expresión plena de la integración entre mente y cuerpo.
  4. Pranayama: Control y expansión de la energía vital.
  5. Pratyahara: Interiorización de los sentidos.
  6. Dharana: Concentración. Es el dominio de la atención y la intención.
  7. Dhyana: Meditación. Es el desarrollo de la conciencia testigo.
  8. Samadhi: Iluminación, auto-realización. Es el estado de la conciencia pura sin límites.

Por tanto, el Yoga es una ciencia completa de la mente, que incluye, entre otras disciplinas, las Asanas o posturas de Hatha Yoga, la parte más extendida en Occidente, que es lo que generalmente se suele asociar a la práctica del Yoga en nuestra sociedad. Pero también incluye Dhyana y Dharana, que es lo que en Occidente conocemos como la Meditación.

La Meditación es una disciplina que engloba una serie de técnicas, cuyo fin es el cultivo de la mente, a través de la concentración y el desarrollo de la consciencia testigo, a fin de calmar la mente para ver con claridad:

Liberación de los pensamientos y emociones limitantes, reencontrándonos con la conciencia testigo, nuestro verdadero Ser.
Despertar la claridad, lucidez y calma mental.

Ahora sí, podemos ver más claras las diferencias entre Yoga y Meditación. En otro artículo, explicamos mucho más detalladamente qué es la meditación, una poderosa y potente herramienta para alcanzar una mayor serenidad y calma mental, permitiéndote acceder a todo tu potencial como ser humano, que es ilimitado. Los beneficios de la meditación son innumerables, tanto a nivel corporal y fisiológico, como a nivel mental y de espíritu. Existen muchos tipos de meditación en función de la técnica utilizada.

Compartir
WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Mantente al día

Artículos recientes

Descubre más

Artículos de interés