Meditación guiada para niños: 6 razones para practicar meditación y relajación para niños

Te contamos las razones por las que practicar meditación guiada con niños es un acierto absoluto. ¡Descubre los beneficios que tiene para ellos!
WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

E

              xisten muchas razones por las que practicar técnicas de meditación y relajación para niños. El propio Dalai Lama afirma que si enseñaremos a meditar a cada niño de 8 años se conseguiría eliminar la violencia mundial en tan sólo una generación. Padres y docentes cada vez son más conscientes de que las necesidades de los más pequeños no se limitan a estar entretenidos y estimulados constantemente, sino que también es beneficioso ofrecerles algunos momentos de calma a través de técnicas de meditación o ejercicios de relajación para niños.

¿Por qué meditación para niños?

A través de los ejercicios de relajación para niños o la meditación infantil, los niños aprenden a relajarse, conocerse mejor y a disfrutar de los momentos de calma. A lo largo de su proceso de crecimiento y desarrollo, los niños están sometidos a múltiples influencias: partiendo del núcleo familiar, padres y posibles hermanos; también del ámbito escolar, profesores, compañeros de clase; y otros adultos que forman parte de su entorno. Gracias a la meditación, podemos ayudar a los niños a crear su propio camino, libre de condicionamientos, dentro de su entorno social, y prepararles para una adolescencia y una madurez más sólida. Al fin y al cabo, lo que queremos para los más pequeños es ofrecerles las herramientas para que se desarrollen de forma sana y adecuada, para que puedan ser felices.

Beneficios de la meditación para niños

Del mismo modo que en los adultos, la meditación para niños ofrece grandes beneficios:

  1. Desarrolla su capacidad creativa e intuición, lo que les ayudará a tomar mejores decisiones.
  2. Potencia el desarrollo cognitivo y emocional, favoreciendo un mayor rendimiento académico y mayor capacidad para afrontar las distintas situaciones que vayan encontrando a lo largo de sus vidas.
  3. Fomenta un estado de calma, serenidad y paz, aprendiendo a disfrutar más del momento presente.
  4. Les ayuda a gestionar mejor sus emociones, ya que les ayudará a identificar mejor las distintas emociones que sientan en cada momento.
  5. Desarrolla su inteligencia intrapersonal: es decir, les ayudará a conocerse mejor a sí mismos, paso esencial para poder desarrollar sus habilidades, mejorar su autoestima, etc. Conocerse bien es primordial para poder potenciar sus propias capacidades, dirigir su vida, saber lo queé quiere y alcanzar sus objetivos de forma mucho más fácil.
  6. Mejora sus relaciones sociales, ya que también desarrolla su inteligencia interpersonal, es decir, fomenta la empatía y las habilidades para relacionarse con los demás, estableciendo mejores relaciones sociales. Es un tipo de inteligencia fundamental para convertirse en un buen líder, y alcanzar de forma mucho más fácil sus objetivos.

En resumen, practicar con nuestros pequeños ejercicios de relajación para niños o iniciarles en la meditación para niños, es proporcionarles herramientas que favorecerán un mejor desarrollo y más felicidad en sus vidas.

Compartir
WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Mantente al día

Artículos recientes

Descubre más

Artículos de interés