Cómo podemos ejercitar el cerebro



Muy frecuentemente escuchamos sobre la necesidad de ejercitar el cerebro para que no se atrofie, como los músculos. Sin embargo, el cerebro no es un músculo, sino que se trata de un órgano muy complejo que forma parte del sistema nervioso central (SNC), y que conformaría, como diría el Dr. Penfield, el “timón” de nuestro cuerpo. Por ello, sí, es fundamental realizar ejercicios para entrenar tu cerebro, para mantenerlo sano y activo.

El cerebro humano se compone de unos 100.000 millones de neuronas que establecen billones de conexiones entre ellas. Cuánto más entrenes tu mente, más conexiones crearás y más barreras mentales podrás vencer.

Ejercicios para entrenar tu cerebro

Para convertirte en tu mejor entrenador cerebral puedes practicar algunos de los ejercicios para entrenar el cerebro que te proponemos a continuación.

1. Practica la meditación diaria

Ejercitar el cerebro es esencial para mantener una mente activa. Como todos los entrenamientos requiere dedicación y constancia. La mejor forma de entrenar nuestra mente es a través de la práctica de la meditación diaria. La meditación es justo un entrenamiento de la mente que consiste en enfocar la atención, y que multitud de estudios científicos han demostrado que, practicándola de manera regular, provoca incluso cambios a nivel estructural en el cerebro. Te recomendamos que te inicies para que descubras, por medio de tu experiencia, todas las ventajas que ofrece la meditación como una de las más potentes herramientas para entrenar el cerebro y la mente.

2. No pierdas tu curiosidad

Si te esfuerzas por aprender cada día algo nuevo, tu cerebro se mantendrá joven siempre. Estarás estimulando distintas capacidades cognitivas por lo que seguir aprendiendo nuevos conocimientos te ayudará notablemente a ejercitar el cerebro. Ten curiosidad por todo y busca respuestas a nuevas preguntas. A nuestro cerebro le encanta jugar, plantéale retos a diario y aumentará tu capacidad de memoria y aprendizaje.

3. Practica Yoga

Practicar actividad física diaria ayuda estimula tu sistema. Elige la actividad que más te guste, camina cada día o practica tu deporte favorito al menos 3 veces por semana. Sin duda, una de las mejores opciones para ejercitar tu cerebro a través del ejercicio físico es la práctica del yoga, ya que su objetivo principal es el cultivo de la mente a través de la práctica de diferentes posturas corporales y la respiración. La práctica del yoga ofrece múltiples beneficios, tanto a nivel físico como mental: mejora la concentración, favorece la atención, ayuda a enfocar la mente, alivia el estrés, mejora la consciencia corporal, desarrolla la Presencia, etc.

Al trabajar la respiración, favorece la producción de agentes neurotróficos que son los encargados de incrementar la plasticidad de nuestro cerebro y evitar que nuestra mente envejezca. Existen muchos tipos de yoga diferentes, elige el que más se adapte a tus gustos y necesidades.

4. Tómatelo como un juego

Es cierto que existen muchos juegos para entrenar el cerebro, pero también puedes practicarlos en tu día a día. Por ejemplo, puedes proponerte retos diarios, aunque sean pequeños, para mejorar tus capacidades cognitivas. Por ejemplo, jugar a memorizar números de teléfono para favorecer tu memoria, o intentar realizar cálculos mentales aprovechando actividades diarias, sin usar calculadora. Aunque al principio nos suele costar porque no estamos habituados, en muy poco tiempo, con constancia, deja de ser un entrenamiento para convertirse en una rutina o en un hábito que realizarás sin ningún tipo de esfuerzo.

5. Descansa bien

El sueño y el descanso es esencial para mantener una buena salud física y mental. Cuando no disfrutamos de las horas suficiente de sueño, nuestras capacidades cognitivas se ven afectadas, ya que, durante el sueño, el cerebro realiza una serie de funciones fundamentales que no puede realizar en el estado de vigilia. Además, el cansancio es uno de los principales factores disparadores del estrés y fomenta la tristeza, la desesperanza, el enfado, entre otras muchas cosas.
Es por todo esto, y mucho más, por lo que obtener un sueño reparador es vital para que nuestro cerebro se mantenga sano y activo. Lo ideal es mantener al menos entre 8 o 9 horas de descanso diario.

6. Lee continuamente

Leer es otra de las mejores formas para ejercitar el cerebro. Además, se trata de una actividad que podemos realizar en casi cualquier lugar. Lleva siempre un libro como compañero, o aprovecha las facilidades de las nuevas tecnologías para recuperar el hábito de la lectura. A través de la lectura se activan muchos procesos mentales, como la memoria, el razonamiento o el pensamiento creativo, que te ayudarán a mantener una mente activa y entrenada.

De todas estas actividades que te pueden ayudar a entrenar el cerebro para mantenerlo joven y activo, la práctica de la meditación diaria es el mejor entrenamiento mental, avalado por la ciencia. Meditar durante 20 o 30 minutos al día te ayudará a mantener tu foco de atención y a mantener una mente en estado de “alerta-relajada”. De esta manera, vivirás de una forma más consciente, tomarás mejores decisiones y disfrutarás de una mejor calidad de vida.

 

¿Has descubierto ya nuestro Curso digital de Meditación Esencial?. Contiene todo lo que necesitas, es fácil y definitivo, y está diseñado para adaptarse a tu estilo de vida: En sólo 7 semanas habrás incorporado de forma sólida la meditación en tu rutina diaria, y podrás disfrutar de todos sus beneficios durante toda la vida. Lo recibes en tu casa, y cuentas con apoyo para resolver las dudas que te vayan surgiendo.

Quizá también te puedan interesar otros artículos sobre Beneficios de la meditación diaria avalados por la ciencia Parte I, o El mito de la mente en blacno 

También puedes ver más información sobre nuestra sencilla colección de Meditaciones Guiadas “Sin Límites”, con las que podrás iniciar fácilmente tu práctica en cualquier lugar, o información sobre nuestro Programa Yo Ahora , con el que obtendrás todas las herramientas necesarias para llevar una vida extraordinaria