Aceptación

La aceptación es fundamental para producir cualquier cambio. Y en ella se esconde una de las paradojas más reveladoras de la vida. Descúbrelo
WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

La aceptación es fundamental para producir cualquier cambio. Es una curiosa paradoja que, para realmente cambiar las cosas y reconducir tu vida hacia donde deseas, debes aceptar lo que ya Es en el momento presente.

La aceptación genera confusión y rechazo, porque muchas veces se confunde con “resignación”, y nada más lejos de la realidad. Aceptar lo que sucede es el primer paso imprescindible para poder avanzar con energía, creatividad y paz.

Aceptar significa dejar de perder tiempo, energía y vitalidad en luchar contra algo que ya no puedes cambiar, porque ya Es, y centrar tu foco en aquello que sí puedes hacer, en el momento apropiado. Es sentido común.

Si te sientes mal (hay sufrimiento, en cualquiera de sus formas) es que hay algo que *no* estás aceptando. Cuando hay aceptación, hay paz. Cuando no hay aceptación hay lucha, hay sufrimiento. Así de sencillo.

Y, ¿qué ocurre cuando actúas desde el sufrimiento y el conflicto interno? Que vas a atraer más de lo mismo.

¿Me acompañas? 🙂

Compartir
WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

Mantente al día

Artículos recientes

Descubre más

Artículos de interés