12 Consejos para combatir el estrés, la ansiedad y la depresión

Te ofrecemos consejos fáciles para combatir el estrés, la ansiedad y la depresión, de una forma sencilla y asequible. ¡No te los pierdas!
WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

E

              l estrés, ansiedad y depresión son estados mentales y afectivo-emocionales, con síntomas también físicos, que nos impiden poder desarrollar nuestra vida diaria con normalidad. Sin embargo, combatir el estrés y la ansiedad, e incluso la depresión, puede estar en tu mano incorporando en tus rutinas algunos sencillos cambios.

Recursos efectivos para combatir el estrés, que te ayudarán también a combatir la ansiedad y la depresión

1. Respira de forma consciente

Aunque es una acción vital, no siempre le prestamos toda la atención que merece. Practicar técnicas de respiración te ayudará a combatir la ansiedad y el estrés, ocasionados habitualmente por una respiración rápida y superficial. Simplemente, realizando una respiración profunda y relajada, notarás una importante mejora instantáneamente.

2. Relájate

Los ejercicios de relajación son muy efectivos para combatir el estrés y la ansiedad. Integrándolos en tu rutina te ayudarán a aliviar los síntomas, gracias a la liberación de la tensión muscular acumulada y la calma que ofrecerá a tu mente, proporcionándote un verdadero estado de paz y armonía.

3. Medita

Numerosos estudios demuestran las transformaciones fisiológicas que la meditación genera en el cerebro. Practicar la meditación regularmente te ayudará a combatir la ansiedad, el estrés y la depresión, ya que activa el estado de alerta-relajada, aportando una mayor serenidad y alejando pensamientos y emociones negativas.

4. Transforma tus pensamientos

Es fácil caer en justificar nuestro estrés o emociones negativas, y siempre encontraremos argumentos para ello. Pero, en realidad, es un enfoque que elegimos inconscientemente. Si, de manera consciente, escogemos basar nuestros pensamientos en cómo queremos vivir, nuestra mente cambia y empezamos a disfrutar de una nueva percepción de nuestra realidad.

"Todo ser humano, si se lo propone, puede ser escultor de su propio cerebro”

Santiago Ramón y Cajal

5. Acepta

A veces, nos cuesta aceptar la realidad tal como es, sin embargo, aunque produzca dolor, es importante recibirla tal cual se presenta, y afrontarla como parte de nuestro proceso de crecimiento interior constante. Ahorrar energía aceptando la realidad que es Ahora, te ayudará a seguir hacia delante y a encontrar la felicidad y armonía que buscas.

6. Sal de tu “zona de confort”

Cambiar nuestros hábitos puede resultar difícil. Sin embargo, es la única forma para realmente salir de la “zona de estancamiento” en la que te encuentras. Coge un papel y elabora un plan: escribe todas las cosas que quieres cambiar, busca soluciones para llevarlo a cabo, y anota todo lo positivo que te ofrecería la consecución de esos propósitos. Revísalo diariamente, y comprueba los avances en tus retos.

7. Regálate momentos, ganarás tiempo

Es importante encontrar un hueco, aunque sólo sean 30 minutos, en nuestras apretadas agendas para realizar alguna actividad que realmente te haga sentir bien: pasear, leer, practicar algún deporte, escribir… Ese rato, te ayudará a salir de las rutinas de tu mente y sentirte mucho mejor. Paradójicamente, estarás ganando tiempo extra, ya que te ayudará a ser más eficiente en tus actividades diarias, reduciendo así la percepción de “falta de tiempo” que te lleva al estrés y la ansiedad.

8. Muévete

Busca alguna actividad física que te guste, e incorpórala en tu agenda al menos 2 o 3 veces por semana. Está demostrado científicamente que el ejercicio, además de subir tu autoestima y ayudarte a desconectar de tus preocupaciones, produce efectos fisiológicos que ayudan a combatir el estrés, la ansiedad y la depresión. Una opción muy efectiva es el Yoga, ya que además de ser una actividad física, también aporta beneficios a nivel mental y emocional, como la liberación de tensiones, reducción de la ansiedad y una mayor sensación de serenidad y calma interior.

9. Descansa y duerme

Dormir bien es fundamental para combatir el estrés, la depresión y la ansiedad, sin embargo, el insomnio es uno de los síntomas más frecuentes de estos trastornos. Todos estos consejos te ayudarán a disfrutar de un mejor descanso, pero es fundamental tomarlo como una prioridad, y evitar “robarnos horas de sueño”. Mientras dormimos, nuestro organismo realiza muchas funciones que no puede realizar en los períodos de actividad, fundamentales para afrontar el día cargados de energía, que además de ayudarnos a ser más productivos durante nuestra jornada, también afecta a nuestro estado de ánimo.

10. Cuida tu alimentación

Una alimentación equilibrada ayuda a combatir la depresión, ayudándote también a aliviar el estrés y la ansiedad. Incrementar el consumo de alimentos ricos en serotonina, hormona fundamental para regular el estado de ánimo, favorecerá una mayor sensación de bienestar.

11. No te aísles

Frecuentemente tendemos a aislarnos cuando nos sentimos mal, pero esto no sólo no nos ayuda a combatir la ansiedad, el estrés y la depresión, sino que lo empeora. Procura pasar tiempo con tus seres queridos, porque, no sólo te aportará mayor serenidad, sino que, además, ganarás en seguridad, autoestima, y felicidad.

12. Sé paciente

Y lo más importante: recuerda que, aunque algunos de estos consejos tienen efectos inmediatos, combatir el estrés y la ansiedad y sobre todo, la depresión es un proceso en el que cada persona requiere su tiempo. Sé paciente contigo, no tengas prisas, y sobre todo, no desistas, estás en el camino.

Compartir
WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
Descubre más

Artículos de interés